Generalísimo Francisco Franco Generalísimo Francisco Franco

 
 chatChat   BuscarBuscar   MiembrosMiembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegistrarseRegistrarse 
 PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 




Entrevista a Luis Suárez Fernández

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema Foros de discusión -> Actualidad y opinión
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Martínez el Facha
Maestro


Registrado: 14 Abr 2008
Mensajes: 1043
Ubicación: León



MensajePublicado: Vie Oct 10, 2008 11:08 pm    Asunto: Entrevista a Luis Suárez Fernández Responder citando

Rafael Nieto. 10 y 11 de Octubre. Diario YA

Nos recibe con toda sencillez y naturalidad en su céntrico piso de Madrid, donde se amontonan los libros y las hojas manuscritas. Hay un silencio de respeto en el salón, como si los muebles estuvieran acostumbrados a escuchar las lecciones de este maestro de la Historia. Tras el saludo inicial, nos sentamos frente a frente, él en una silla y yo en el sillón, que me cede por cortesía. Tiene poco tiempo, pero está dispuesto a exprimirlo; porque una de las muchas virtudes de Luis Suárez es su asombrosa capacidad para resumir complicadísimos pasajes históricos con toda sencillez. En esta entrevista, que hemos dividido en dos partes para hacer más cómoda su lectura, se nota que el personaje está a gusto desde el principio.

- Hablemos de España. El presidente del Gobierno considera que España es un concepto discutido y discutible, pero nos gustaría saber si para alguien como Vd., que ha dedicado tantos años al estudio de España, le parece tan complicado ese concepto…

Yo creo que no, a mí me parece que es una cosa muy clara. España es una creación de Roma. La hace coincidir no sólo con la península, sino también con un pequeño territorio africano, la Tingitania, y con las islas que las rodean, tanto las Baleares como las Canarias. Todo esto es Hispania, ya en la época de Diocleciano y Constantino. Los visigodos después forjan la leyenda de que en el 418, Vista Diócesis, que era el nombre romano, Hispania, les había sido entregada legalmente, es decir, que había habido una transmisión de legitimidad desde el Imperio Romano a ellos, y crean el Reino de Toledo. Aunque en la Edad Media, por necesidades de guerra y la defensa contra el Islam, todo ese territorio se parcela y se rompe, sin embargo había conciencia de que era una unidad, sigue siendo. El nombre “espanyol”, escrito con y, nace en el Pirineo, en el siglo X, para designar lo que se diferencia de Francia a pesar de que en estos momentos los carlovingios están cruzando la frontera, etc. Por tanto, la idea esa de España siempre ha subsistido, lo que pasa es que España es una nación, es una cultura, es una estructura jurídica que puede tener varias formas políticas a través del tiempo por las circunstancias que se han producido. A la lengua que se crea en la Edad Media como un avance hacia el futuro se le llama “español”, no castellano; el castellano ya no existe, es una lengua y una forma de hablar que se extinguió. El español es la lengua que utiliza el mayor número de personas cuando trata de dirigirse a Dios. Ahora, artificialmente, intentar romper España, porque de esa manera consiguen el poder político, les conviene mucho a los políticos, porque lo que quieren es ser jefes de un estado; para conseguir eso tengo que partir el estado y hacerlo pequeño, pues lo parto y lo hago pequeño, pero yo soy el que gobierno.

- También hay una cierta controversia sobre cuál es el origen de España…, hay gente que lo sitúa en los Reyes Católicos, otros que lo sitúan en Covadonga…

Yo creo que hay que situarlo en el año 418, es decir, España nace en el momento en que se rompe el imperio romano y todo el Occidente queda dividido en seis nacionalidades distintas, y una de ellas es España. Y es entonces cuando se organiza desde el punto de vista cultural, jurídico, etc. Y de momento, es el Reino de Toledo. Cuando los cronistas de la época tienen que definir lo que es la invasión musulmana, lo llaman “la pérdida de España”. No la pérdida de los visigodos, no…Para ellos, eso era un incidente que se lo tenían ganado a pulso. Y cuando se produce la Reconquista, hablan de “la Reconquista de España”, y se van poniendo de acuerdo los reinos para distribuir el territorio, lo que pasa es que la meta final es que toda esa variación política se convierta en una unidad, que es lo que consiguen los Reyes Católicos. Y curiosamente lo consiguen sin destruir nada, es decir, mantienen la organización administrativa dentro de la unidad española. Pero no, España nace con la caída del Imperio Romano, y como una consecuencia de su disolución.

- Usted ha estudiado muy bien la Edad Media y el reinado de los Reyes Católicos. Visto con la perspectiva que da el tiempo, ¿qué importancia política tuvieron estos reyes en la Historia de España?

No de España, de Europa y del mundo. Una importancia gigantesca. Ellos definen de una manera completa lo que es la estructura política conveniente. Eran las “Leyes de Guadalupe”, que determinan, por ejemplo, que si queda alguna reliquia de servidumbre en alguna parte, desde ese momento desaparece y se declara nulo. Hay servidumbre muy significativa en Cataluña, los “remensas”, y ellos lo resuelven convirtiéndolos no sólo en hombres libres, sino en propietarios de la tierra que trabajan, porque si no, la libertad no serviría para nada. Ellos son el término de llegada de un proceso que venía gestándose desde mucho tiempo antes. Hay que tener en cuenta que en el Concilio de Constanza, España ya aparecía como una unidad, era un voto dentro de los cinco que componen la Cristiandad europea. Es decir, los representantes de los reinos (portugueses, castellanos, navarros…) tienen que ponerse de acuerdo antes de formular el único voto que podían. Y la crónica de Pedro IV de Aragón, que vive siempre en Barcelona, no está pensando en otra cosa que en la unidad española. España, por las circunstancias que le tocó vivir, se adelanta a Europa en muchas cosas. ¿Quién inventa el Parlamento? España. ¿Quién establece por primera vez que la servidumbre debe desaparecer? El Reino de León. ¿Quién crea el sistema de una monarquía que es como un pacto entre el Rey y los súbditos en torno al derecho? España. ¿Por méritos propios? No, porque las circunstancias que le tocó vivir, la lucha contra el Islam y la reconquista, le permitía partir de la base y reconstruir todo lo que era necesario, cosa que para otros países europeos resultaba más difícil. Eso es un hecho. Como es un hecho que España rompe las olas del Atlántico y se instala al otro lado del mar, y hace de la cultura europea una cultura occidental. Esto es un hecho, aunque ahora no se quiera reconocer.

- Hablando de los Reyes Católicos, la reina Isabel es una figura apasionante y deslumbrante, y el rey Fernando el Católico…

Vale más que ella. Políticamente, vale más que ella; religiosamente, no. Religiosamente tiene mucho más valor la reina. Hay que tener en cuenta que la diferencia entre hombre y mujer, que ahora no se quiere admitir, es que el hombre tiene más capacidad racional para la toma de decisiones, pero la mujer tiene más capacidad instintiva, tiene una superioridad en el sentimiento. Y eso se ve en el Descubrimiento de América. Cuando Colón presenta su plan, aquello es un disparate de mil pares de demonios; se reúnen los sabios, y Fernando les da la razón, y dice que eso no tiene pies ni cabeza, y que no podía ser. Y es entonces cuando entra la intuición de Isabel: “Oye, ¿y quién te dice que no hay islas por el Atlántico? Porque éste (Colón) sabe cosas, y si se han descubierto las Canarias, las Azores y Cabo Verde, ¿quién nos dice…? “Ah, bueno, pues sí, es verdad”. Y entonces lo que se pone en marcha es la intuición femenina, que permite descubrir, al principio, islas. Cuando vuelve Colón, ella le dice: “¿Ves?, yo tenía razón”. Nadie sabía que había un continente detrás, pero se siguió con la misión. En el momento de morir, Isabel la Católica, cuando está dictando el Codicilo a un escribano, de repente se interrumpe, y dice: “¿Qué es lo que yo tengo que agradecer a Dios más en este mundo? El marido que me dio”. El mejor rey de España.

- Es curioso que, siendo Isabel la Católica quien abolió la esclavitud por primera vez en la Historia, haya proliferado después la Leyenda Negra en España, promovida por ingleses y holandeses…

Claro, ellos fueron los que restablecieron la esclavitud. Pero eso sucede mucho con la “memoria histórica”, es decir, el vencedor fabrica después una Historia que no tiene nada que ver con la realidad y atribuye al enemigo, al contrario, todas las cosas malas que él ha hecho.

- Pero quizá lo triste, y lo digo ahora que se acerca el Día de la Hispanidad el domingo, es que la Leyenda Negra haya podido tener tanto éxito en España…, es un poco vergonzoso, ¿no?

Bueno, ya sabes ese chiste que se cuenta muchas veces…Si encuentras un hombre que hable bien de Inglaterra, es inglés; si habla mal de Alemania, es francés; y si habla mal de España, es español. La “envidia igualatoria”, que decía Gonzalo Fernández de la Mora, es el gran defecto de España, es así. El principal defecto de Francia es la avaricia, y el gran defecto de España es la envidia. Y es la envidia la que nos mueve constantemente a despreciar a nuestras grandes figuras, estamos como arrepentidos de haberlas tenido.

- Usted, que tiene la Historia de España en el cerebro, cuando oye hablar a los separatistas de su “nación”…, ¿le da la risa?

Nada, es todo mentira, nunca fueron nada de eso. Es una invención actual producto del clericalismo carlista, éste es el gran problema, es curioso. El carlismo trató de defender un esquema de Antiguo Régimen, no adaptarse a las nuevas circunstancias que había puesto en marcha la Constitución de Cádiz (la ilustración española, lo que habían defendido Jovellanos, Campomanes, etc.), ellos recurren a Fernando VII, van a la guerra y la pierden. Y entonces surge la idea de decir: “la culpa la tiene…, ¿quién?, España”. Porque España se ha hecho liberal, y tenemos que separarnos de ella, para poder seguir siendo…, que esa era la idea de Sabino Arana. Luego, Sabino Arana se da cuenta de la trampa en la que le han metido y se sale del separatismo. Luego de eso se apoderan otras fuerzas políticas de la izquierda, y son los que defienden este sistema…Pero el País Vasco nunca pasó de ser la suma de tres elementos diametralmente opuestos: un señorío, Vizcaya, una provincia, Guipúzcoa, y una Hermandad, Álava. Y nunca tuvieron un organismo común, nunca, jamás. Ahora es cuando se ha creado y se ha inventado todo esto, porque claro estamos viviendo en un mundo en el que la mayoría tiene razón, bueno, pues si conseguimos que la mayoría vote que ahora es de noche, pues es de noche, es un absurdo, claro. Nunca la mayoría ha tenido razón, es absolutamente imposible que las mayorías tengan razón. Las mayorías son las beneficiarias de lo que minorías crean. ¿Cuántos santos hay?, pocos. ¿Y cuántos sabios? Muy pocos. Pero ellos son los que tienen el deber de trabajar en beneficio de la sociedad y la sociedad recoge los buenos resultados de ello. Ahora, eso se niega: “No, la mayoría tiene razón”, bueno, pues la mayoría quiere que ahorquen al árbitro de fútbol porque ha perdido su equipo.

Para que triunfen ideas como las de Ibarreche, supongo que es fundamental que haya un desconocimiento de la Historia de España…

Total, total…No, y eso lo hay ahora, es decir, la Historia está barrida. Mire, hay una cosa que a mí me llama la atención: cuando los periódicos ponen los libros más vendidos, el best seller, durante cierto tiempo los best sellers de no ficción eran en su mayoría de Historia, hoy no hay ni un solo libro de Historia en las listas de los best sellers. Se ha conseguido que la gente no lea historia; lee otras cosas, lee ensayo, le atraen otras cosas. Yo no digo que haya una manipulación o una falsificación, no se trata de eso. Simplemente, que a la hora de comprar libros se ha convencido a la gente de que los libros de Historia no tienen valor, tienen muy poco valor, y están siempre entre los menos vendidos. La gente no tiene interés en conocer la Historia, le interesan más las fantasías. La Historia se ha convertido en un saber minoritario, hay que seguir con ello, hay que brindar a la gente lo que sabemos de la verdad, pero dándonos cuenta de que no es algo que no alcanza a todas las personas.

Otra de las cosas que se discute mucho por parte de la progresía dominante es la vinculación de España con la Fe Católica...

Eso fue así. España fue la gran defensora del catolicismo. Desde el siglo XIV, empieza una reforma de la Iglesia que se basa en dos principios: hay unos derechos naturales humanos (a la vida, a la libertad y a la propiedad, que no pueden ser alterados), y el de que Dios le ha dado al ser humano el libre albedrío y la capacidad racional que llega al conocimiento especulativo. Bueno, todo esto hoy se rechaza, pero durante siglos esto pareció la gran verdad que había que defender. Cuando todo eso se tradujo en un guerra europea, nosotros fuimos vencidos, y con ello sufrieron estos principios fundamentales. Hasta una época muy avanzada, la Ilustración, Jovellanos, Campomanes, Feijoo…, ellos son católicos y están viendo cómo una Ilustración que acepte los principios que ha defendido el Cristianismo podría ser muy superior a la que en Francia ha desembocado en la enciclopedia. A estos personajes también se les ha falsificado, se ha presentado a Jovellanos como un agnóstico, cuando era muy católico. Claro, lo malo de un país católico como España es que siempre está amenazado por el clericalismo. El clericalismo es una desviación que intenta hacer de la religión un instrumento de poder, ahí es donde está el mal, y ese es el gran daño que España sufrió en algunas oportunidades. Por ejemplo, en 1432 España había llegado a establecer un sistema de convivencia con los judíos verdaderamente ejemplar, bueno pues lo tiramos por la borda, y aceptamos la fórmula europea de la expulsión de los judíos, la prohibición del judaísmo…

Eso sí fue decisión de los Reyes Católicos…

Sí, pero venía de fuera, era una imposición que venía de fuera, es un nuncio que viene a España con el encargo, y en España se acepta esa imposición, y aquella ley que se había creado en las Cortes de Valladolid, con don Álvaro de Luna y con representantes de los judíos…, todo eso se va al cuerno. Bueno, qué le vamos a hacer…, y metemos la Inquisición…Ese es el gran error de España.

¿La Inquisición?

Claro, pero no porque fuera especialmente cruel, yo creo que eran más crueles los otros sistemas de represión que había en Europa, pero sí porque constituye una equivocación radical. Es decir, la labor de la Iglesia es reconciliar y perdonar, no es castigar. Convertir un órgano de la Iglesia como la Inquisición en un instrumento de represión, es el mayor error que se puede cometer. Si quiere usted castigar a los herejes, que sea el Estado el que lo haga, eso ya es otra cuestión. Pero no mezclada con la Iglesia. Ese es uno de los errores que hemos cometido, al lado de los grandes aciertos, como la decisión de hacer libres a los indios…

Un error que, por cierto, la Iglesia sigue pagando aún a día de hoy…

Claro, lo sigue pagando, porque los errores se pagan, vamos, esto no cabe duda. Cuando Talleyrand le habla a Napoleón sobre la muerte del Duque de Enghien, y Napoleón dice: “Un crimen, un crimen”. Y Talleyrand dice: “No, algo peor todavía, Señor: un error”. Es verdad, algo peor todavía, un error.

A usted le ha interesado siempre más lo que es la Historia que las ideologías, ¿no es así?

Indudablemente, yo trabajo en la Historia.

Se lo digo porque una cosa muy curiosa también en estos tiempos es que la izquierda, por lo menos la española, se ha inventado una legitimidad democrática que evidentemente nunca ha tenido. Esto también convendría explicárselo, sobre todo a los jóvenes…

Nunca, nunca, y sigue sin tenerla. Es decir, aquí el procurador en Cortes o el diputado o senador no puede tomar decisiones por su cuenta, tiene que obedecer al partido. Y si no vota lo que el partido le manda, le echan, le sustituyen. Claro, eso en Norteamérica es absolutamente inconcebible. En realidad, uno de los principios positivos de la democracia es que el representante sea representante, tome las decisiones en conciencia y sea responsable de ellas, no un señor que se sienta en una silla, dice lo que le mandan y después vota lo que le obligan; y si no vota eso, a la calle. Eso es una falsificación de la democracia, no hay una legitimidad, eso es evidente, y en otros muchos aspectos igual. No se cumple la Constitución, se ha convertido en un mero montón de palabras, pero no se respeta, las libertades del ciudadano han quedado reducidas a muy poca cosa.

Pero en el caso del PSOE, incluso desde su fundación, desde Pablo Iglesias…

Ah claro, él negaba la democracia, vamos…Y negaba el liberalismo. Decía: “Ese es un camino para poder apoderarnos de él, pero no porque nos sometamos a él”. Y de hecho siguen así, no se someten.

También le quería preguntar por la legitimidad del régimen de Franco, en relación con la realidad de lo que era la Segunda República al producirse el alzamiento.

No hay que olvidar que él fue el primer general de la República, el general más importante de la República, salva la República en 1934 del golpe revolucionario, esa es la realidad. Cuando ganan las izquierdas ven en él un enemigo, precisamente por esa razón, porque él había impedido la revolución que ahora van a llevar adelante. Pero en ningún momento Franco parte de la idea de que hay que realizar un alzamiento o cosa parecida, le parece que eso puede llegar a ser un error porque no hay cosa peor que una guerra civil. Y lo que él defiende en un primer momento es una entrevista, que le niegan, con Casares Quiroga para que, reuniéndose un grupo de generales representativos de todas tendencias políticas, se tomasen las medidas oportunas para evitar que la revolución triunfe después de las elecciones, eso es lo que le niegan. Y sólo en el último instante Franco acepta formar parte del alzamiento que habían preparado otros. Franco no es miembro del primer consejo que se organiza, él llega después. Lo que pasa es que llega un momento en el que los militares sublevados piensan que van a perder la guerra y no había más que un general, que era el más capaz de todos, y hay que entregarle el poder. Y es entonces cuando él exige el poder completo. ¿Por qué?, porque él está pensando en la monarquía, y no en la república como los demás. Luego, claro, hay una tremenda influencia de la Iglesia. En 1938, cuando ya en España la guerra está decidida, Gomá asiste a un congreso eucarístico que preside Eugenio Pacelli en Budapest. Y es entonces cuando hay un intercambio de ideas, Gomá le dice a Pacelli que hay que confiar en Franco, y es cuando la Iglesia interviene y dice: “Sí, pero ojo, que no caiga en el totalitarismo”. Y es lo que Gomá habla con Franco y evita entrar en la Segunda Guerra Mundial, evita entrar en el totalitarismo…, Franco estaba pensando en otra cosa, en una monarquía sin partidos políticos. Más bien una monarquía tradicional en el sentido de que las representaciones legislativas tenían que ir saliendo un poco como en Norteamérica, de las entidades locales. Y eso es lo que él trata de hacer.

¿Franco tenía sentido de “Cruzada”?

Sí, es la Iglesia la que establece la Cruzada…

¿Pero él era consciente de lo que eso suponía?

Él es consciente, él es obediente. Hay una demostración bien clara, es decir, los militares al principio asesinan a algunos sacerdotes en el País Vasco. Franco estaba al margen en ese momento, y cuando Gomá llega y le cuenta esto, Franco toma las riendas del poder y dice: “Se acabó, en adelante no se castigará a ningún sacerdote nacionalista”, más que por el procedimiento ordinario de la Iglesia, que es la incardinación en otras diócesis, pero no pasa de ahí. Cuando viene la consulta, y se le pregunta si van a hacer leyes contra los judíos, Franco responde: “¿Nosotros? De ninguna manera”. Y defiende a los judíos, protege a los judíos, como estaba haciendo Pacelli, él sigue la misma línea que ha establecido la Iglesia. Si no llega a estar esa influencia de la Iglesia, España hubiera incurrido en los mismos defectos que el resto de los países europeos, porque incluso Francia persiguió a los judíos. Holanda entrega a Edith Stein, monja, Santa Teresa Benedicta de la Cruz, refugiada en un convento en Holanda, la entregan a los nazis. España no entrega a nadie, acoge a todos los que puede y salva a 46.000 mediante el transporte por ferrocarril de mucha gente, etc.

Normalmente se habla del “Régimen de Franco”…

Bueno, realmente lo que hubo fue tres regímenes de Franco. Uno hasta 1942-1943, que es de predominio falangista, con la gran fuerza de Serrano Suñer, aunque Serrano Suñer tenía una opinión lamentable de Hitler y quería librarse de él como fuera. Hay un segundo régimen, que es la adaptación a la democracia cristiana, de los principios de la democracia cristiana, a través de los propagandistas de Acción Católica que es de donde salen las figuras clave, eso llega hasta 1956; y hay un tercer régimen, que es el desarrollo y la restauración monárquica, que es donde juegan miembros del Opus un papel muy importante, pero siguen siendo también los propagandistas los que dan el paso decisivo. España debe a los propagandistas de Acción Católica algo que nunca podrá pagar, mucho más de lo que nadie se imagina. Gente como Larraz, como Martín Artajo, como Ángel Herrera…Ese tercer régimen es el que logra la expansión económica, España se convierte en el sexto país del mundo desde el punto de vista económico, en servicio de la monarquía, que significaba la continuidad. Ahora, claro, hay que inventar una memoria histórica y negar todo esto, porque si la gente lo supiera y comulgara con ello, su juicio en relación con lo que ahora está sucediendo sería muy distinto, y eso no conviene en modo alguno. Ahora hemos llegado el extremo opuesto; es cierto que es un fenómeno mundial, pero qué curioso que cuando se reúnen los dirigentes europeos para tratar del tema económico, a Zapatero le dejan al margen. Nosotros hemos llegado ahora a la recesión después de haber pasado por la expansión.

Alemania ha “pasado página” con Hitler, Italia ha hecho lo mismo con Mussolini, pero en España la figura de Franco sigue despertando un enconamiento muy grande, ¿a qué se debe?

Porque hay un interés político de que triunfe la izquierda, y hay que presentar a los vencidos de 1939 como vencedores. Y la única explicación que cabe dar a eso es que los que entonces ganaron la guerra eran los malos, los perversos, los que bajo ningún concepto debieron haber ganado, y por consiguiente hay recordar a la gente y mantener el odio…Además, nosotros tenemos una izquierda más radical que la que hay en Alemania, la francesa ha ido perdiendo fuerza poco a poco. Aquí, hay que destruir todo lo que ellos llaman “la derecha”, que es el PP, para poder afirmar el predominio suyo. Y necesitan una memoria histórica inventada. La memoria histórica es una selección, hay que seleccionar las cosas que nos convienen y eliminar las que no nos convienen, por tanto es un prejuicio de valor, y nosotros lo hemos convertido en ley, que es tremendo. La gente de mi generación luchamos, y yo no era de Falange ni nada de eso, al contrario, para borrar las huellas de la guerra que nos había dejado a todos los chicos una tremenda amargura; y ahora lo que estamos viendo es que eso reaparece y lo que se pretende es resucitar los odios propios de la guerra.

Y esto, ¿a dónde puede conducir a un país?

Cualquiera sabe. En medio de una gravísima crisis económica, el peligro en el que estamos viviendo es terrible.

¿Usted cree que el pueblo español tiene mecanismos de defensa…?

No, en este momento no, tiene muy pocos mecanismos de defensa. Damos el nivel más bajo de educación, y eso es muy grave…, porque habíamos llegado muy alto, eh. No tenemos ya un ejército de ciudadanos, sino de profesionales y profesionales, son Fuerzas Armadas y sobre eso no se puede apoyar nada. Hay una persecución muy inteligente contra la Iglesia, que no es violenta, que no es dura, pero que es “ninguneante”. Es decir, cualquier cosa que se dice sobre la Iglesia se reduce al silencio. Yo, por ejemplo, tengo muchos libros sobre temas religiosos, ¿quién ha comentado esos libros? Nadie. Es natural, claro, eso no gusta, no conviene. Y por consiguiente, falta ese otro elemento, que sólo somos un 17% de católicos. Lo demás son nombres, que si bautizados, etc…, no, no, déjese de historias: a misa, los domingos, el 17%. Ese es el católico, como el musulmán es el que va a la mezquita, no nos engañemos. Como el judío es el que va a la sinagoga, si no es un israelita, que no es lo mismo.

Usted dijo en el prólogo de una obra escrita por D. Álvaro Maortua y titulada “España” que, quizá, la mejor definición que se ha hecho de España es que es “una unidad de destino en lo universal”…

Indudablemente. Nosotros teníamos una misión que cumplir, lo vio Adenauer claramente, y era aportar a la UE los valores que nosotros tenemos. Pero no se ha hecho Europa como Adenauer, Schumann y De Gasperi querían. O sea, no se ha hecho una Europa como cultura, sino como mercado; y ahí ya tenemos muy poco que aportar. La frase de la “unidad de destino en lo universal” no lo inventa José Antonio, lo inventa un pensador francés, ojo, pero a José Antonio le parece una frase muy acertada. En esa unidad de destino nosotros tendríamos que ser los defensores del catolicismo, que a fin de cuentas piensa, habla y escribe en español. El 80% de los católicos del mundo hablan en nuestra lengua, piensan como nosotros, como pensábamos nosotros. Todo eso ya se ha perdido. Lo mismo ocurre con otros temas, con el Ejército…, antes el servicio militar era un complemento de la educación, ahora no, ahora es una profesión, y además no sé qué demonios quieren hacer con ella, se van a enfadar todos los militares, y en el que el número de extranjeros irá creciendo como en el Imperio Romano, y se acabó, eso acabó con Roma. El día en que los ciudadanos romanos dejaron de ser miembros del Ejército, y fueron sustituidos por bárbaros, Roma se condenó a muerte. Pero el Califato de Bagdad siguió la misma trayectoria, y pasó a ser mongol, y los turcos provienen de ahí...

¿Usted ve un peligro en la inmigración masiva que está viniendo?

Sí, indudablemente. Porque eso es la desvirtuación de España, es privar a España de lo que son sus elementos fundamentales. Se está perdiendo la identidad, no cabe duda.

_________________
"España, evangelizadora de la mitad del orbe; España, martillo de herejes, luz de Trento, espada de Roma, cuna de San Ignacio, esa es nuestra grandeza y nuestra unidad... no tenemos otra" (Marcelino Menéndez Pelayo)
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Actualidad y opinión Todas las horas son GMT + 1 Hora
Todas las horas son GMT + 1 Hora
Página 1 de 1


Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro



Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001, 2007 phpBB Group

Crear foro phpbb | foros de Politica | | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo